lunes, 26 de enero de 2015

Un cipoleño en China


Tomás Romero es cipoleño y está trabajando en China. A través de internet nos contó las particularidades de esta singular experiencia.


Tomás es Albinegro de Corazón jugó en las inferiores al fútbol ("desde la décima hasta la sexta") y después jugó al tenis. "Estuve jugando torneos grado 3, grado 2 y en interclubes".

Al finalizar la secundaria se fue a La Plata a estudiar profesorado en Educación Física y simultáneamente competía en torneos de tenis.
 
Con el título en mano marchó a Buenos Aires y comenzó su periplo. "Al terminar la carrera me fui a Buenos Aires a trabajar como entrenador de tenis, anduve por algunos clubes con jugadores de competencia, después me fui a Bolivia, estuve 6 meses, volví a Buenos Aires y ahora estoy en China".
 
Pese a ello nunca olvidó sus raíces albinegras: "En definitiva hace unos 10 años que ya vivo fuera de Cipolletti, pero siempre que podía lo iba a ver..o cada vez que estaba de vacaciones iba a la cancha y la idea es volver después de esta experiencia". Se entusiasma al pensar en un proyecto en el club de sus amores: "me encantaría estar laburando en el club en un futuro y hacer del tenis algo grande ahí. Siempre quise ir a trabajar a Asia y se dio la oportunidad y acá estoy. Pero sé que es un por un tiempo nada más..ya tengo ganas de radicarme nuevamente en Cipo y hacer un buen proyecto laboral ahí."

Este cipoleño de 28 años desde noviembre del año pasado que vive en Asia. Se desempeña de  "profesor de tenis en Beijing, China, en un club que se llama BITA: Broadwell International Tennis Academy".

Nos comentó los pormenores de la vida cotidiana en una cultura tan disímil a la nuestra: "el idioma muy complicado al principio. Ahora más o menos me voy manejando, saludar, pedir algo en un supermercado, preguntar cuánto sale o cómo llegar a algún lugar. Hay muchos lugares y palabras escritas en chino y no en inglés entonces tenés que interpretar un poco". Además, nos comentó las diferencias culinarias que existen: "la comida al principio muy bien, me gustaba. Pero ya cuando empezás a comer arroz dos veces al día, ya no te gusta tanto. Ahora trato de ir a comer afuera y variar un poco, porque la comida de ellos es muy rutinaria: arroz, fideos o pescado y además es bastante aceitosa y de mala calidad. Por suerte no tuve ningún drama, ninguna descompostura, vengo zafando Jaja" . Como es de suponer extraña mucho el asado pide al menos "una buena carne. Acá hay mucho cerdo pero no es lo mismo". En cuanto al mate por ahora le queda stock porque una amiga le trajo desde España. En definitivas son algunos sacrificios en los de vivir una experiencia sin igual antes de retornar a su lugar en el mundo, seguramente tendrá mucho para enseñar ojalá pueda concretarse su sueño de enseñar en el club de sus amores.

1 comentario:

  1. Que bueno Tomy tener noticias tuyas desde un lugar tan lejano... Me alegra muchisimo que estés haciendo lo que te gusta, cosechando experiencia, conociendo otra cultura!!!! que contentos han de estar Tus Papis y hnos... Te mando un Fuerte Abrazo - TQM - RUSO

    ResponderEliminar